Grandes carabo lapones patrulla los campos cubiertos de nieve de la provincia canadiense de manitoba, en la búsqueda de presas para sobrevivir en su ambiente extremo, los depredadores alados consiguen presas invisibles.
Equipados con unos oídos extraordinariamente sensibles, los grandes búhos grises pueden detectar pequeños roedores que se mueven bajo los 40 cm de nieve.
#PlanetaTierra

Dejen Aquí Sus Comentarios